En 1979, el gobierno ecuatoriano creo el Parque Nacional Machalilla que tiene una extensión total de 55.000 hectáreas. Es la única área protegida en la costas del Ecuador e incluye una reserva marina que se extiende dos millas desde el litoral. El Parque Nacional está ubicado en el suroeste manabita y está dividido en tres regiones. Dos están situadas en el continente y una tercera es la Isla de la Plata.

La cordillera costera Chongón-Colonche atraviesa el Parque Machalilla con dirección norte-sur, ocasionando una gradiente altitudinal que origina a su vez una diversidad de zonas de vida. Como resultado de esto, Machalilla presenta los siguientes tipos de cobertura vegetal:

    1. Matorral tropical costero ubicado en una franja entre los 0 y 250 m.s.n.m. que tiene un promedio anual de lluvias de aproximadamente 250 mm. La vegetación está compuesta por especies del cactus candelabro de los géneros Armatocereus y Pilosocereus, el cactus trepador Monvillea diffusa, el famoso palo santo Bursera graveolens, el árbol de barbasco Jacquinia sprucei, y el conocido muyuyoCordia lutea, cuya resina es utilizada como goma. Durante la estación lluviosa muchas plantas trepadoras, pertenecientes a las familias del pepino (Cucurbitaceae) y del camote (Convolvulaceae) se desarrollan agresivamente hasta cubrir el piso del bosque. Las ramas de los árboles también se cubren de platas epifitas como bromelias (huaycundos), orquídeas, cactus y peperomias.
    2. Bosque seco tropical deciduo que está posicionado al este del matorral costero desde los 250 hasta los 350 m.s.n.m.  La precipitación promedio anual oscila entre los 250-500 mm. Esta clase de cobertura vegetal se compone principalmente de árboles de las familias de las leguminosas (Fabaceae) y los ceibos. Las especies vegetales más representativas son el ceibo (Ceiba trichistandra), el algarrobo (Prosopis juliflora), el cascol (Caesalpinia paipai), el árbol de nihuito (Mutingia calabura) y el famoso árbol Sebastián del género Capparis.
    3. Bosque seco tropical semideciduo ubicado al este y sobre el bosque seco deciduo entre los 350 y 500 m.s.n.m. Las especies pertenecientes a este tipo de bosque están adaptadas a vivir en terreno escabroso con una pluviosidad promedio anual de cerca de 500 mm. La diversidad de especies de epifitas en este tipo de bosque es alta debido a la constante nubosidad. Hay aproximadamente 70 especies de árboles por hectárea y muchas de estas están en peligro de desaparecer por la tala.
      El bosque nublado o nuboso tropical que tiene una estructura similar a la del bosque húmedo tropical. Esta clase de vegetación cubre la parte alta de la cordillera montañosa Chongón-Colonche a una elevación que va desde los 500 a 800 m.s.n.m.  La pluviosidad promedio anual supera los 1000 mm y la neblina esta presente constantemente, ocasionando incrementos en la humedad relativa del sector con valores que llegan hasta el 80 ó 90%. Hay más de 90 especies de árboles por hectárea que pudieran alcanzar fácilmente los 25 m de altura. Como regla general, las ramas y tronco de la mayoría de árboles están cubiertos de plantas aéreas. Las palmas prevalecen en este tipo de bosques, especialmente la tagua Phytelephas aequatorialis. Otras especies comunes son el higuerón tropical del género Ficus, los platanillos o Heliconia y las orquídeas Oncidium reconocidas por sus hermosas flores amarillas.

La parte marina del Parque incluye numerosos islotes rocosos como el islote Cayo, Horno de Pan, Ballena, el Islote, Pedernales, la Viuda, Punta Mala y Sucre. Están incluidas, además, la isla Salango y la isla de la Plata. Además de los pequeños cabos, bahías y abruptos acantilados, Machalilla posee hermosas playas como Salaite, la Playita, Los Bálsamos, la Tortuguita y la inmaculada playa de Los Frailes. Para proteger ciertas áreas como ciénagas salobres, arroyos estacionales, islas, arrecifes de coral y zonas planas salinas conocidas como humedales según la Convención Internacional de Humedales RAMSAR, el Parque Machalilla fue declarado un sitio Ramsar en 1990. La Convención consideró un área de cerca de 18.700 de hectáreas dentro del Parque, que son parte de una cadena de humedales usados por aves migratorias a lo largo de la costa del Pacífico.

Los ecosistemas marinos costaneros que pueden ser observados en Machalilla son (1) arrecifes rocosos con parches de coral que están situados en áreas poco profundas que rodean a islas, islotes y rocas, (2) las zonas arenosas ubicadas en el área intermareal, son sitios de constante cambio usados por una gran variedad de organismos, y (3) acantilados, islas, islotes y rocas que son importantes sitios de anidación y refugio para aves marinas y migratorias.

El clima de Machalilla está definido por su posición en el Ecuador, por la influencia de la contracorriente ecuatorial, las corrientes de Humboldt, Panamá, Norecuatorial, Surecuatorial y la presencia de la cordillera Chongón-Colonche. El clima es normalmente caluroso y seco con una temperatura promedio anual de 24 ºC y una pluviosidad media de 400 mm al año. El agua marina del sector es oligotrófica (pocos nutrientes vegetales y mucho oxígeno), lo que crea un hábitat disponible para una alta diversidad de organismos acuáticos.

Todas las variables ambientales que definen el clima de Machalilla son también responsables de la presencia de un enorme número de plantas y animales endémicos. La tagua, por ejemplo, se encuentra solamente en la costa ecuatoriana. El cactus Opuntia dilleni solamente pude ser observado en el matorral costero del Parque. Algunas especies de flora no son solo endémicas de Ecuador, sino de la región Tumbesina que incluye el noroeste de Perú y el suroeste ecuatoriano, así también como la región del Chocó; que encierra al noroeste ecuatoriano y al suroeste colombiano. El grupo de las aves no son la excepción.  El tinamú cejudo (Crypturellus transfasciatus) puede solamente ser visto en bosque deciduo y en matorral desértico en regeneración. El fascinante colibrí colicorto (Myrmia micrura) es una diminuta ave que solamente puede ser observada en la Isla de la Plata y en el sector continental perteneciente al parque.

Mapa Parque Nacional Machalilla

Manabí es un lugar excepcional para encontrar evidencias arqueológicas de las culturas precolombinas. El nacimiento cronológico de la arqueología ecuatoriana se produjo 3, 800 ± 1800 años A.C. con el descubrimiento de piezas de cerámica que pertenecieron a la antigua cultura Valdivia; nombrado por el arqueólogo Emilio Estrada en 1958. La cerámica histórica de la costa ecuatoriana ha experimentado varias transformaciones en su estilo desde sus inicios, hace unos 6.000 años. Por esta razón los expertos han dividido a la era precolombina dentro del Ecuador en tres períodos diferentes en orden cronológico.

El Período Formativo (3.500 – 800 A.C.) incluye las culturas Valdivia, Machalilla y Chorrera, que muestran un estilo de cerámica en desarrollo.

El Período de Desarrollo Regional (800 A.C. – 800 D.C.) se representa por las culturas Bahía y Guangala. Los objetos de cerámica realizados durante este tiempo demostraron avances y más complejos estilo que sus predecesores.
El Período de Integración (800 A.C.-1500 A.C.) es esencialmente representado por la cultura Manteño-Huancavilca. Es una era dominada por los imperios, los cacicazgos y el comercio.
Los museos de Salango y Agua Blanca tiene en exhibición una interesante colección de cerámicas que pertenecen a alguna de estas culturas.
¡No olvide visitarlas!
.

Agua Blanca, situada en el interior del Parque Nacional Machalilla, tiene una extensión de 10.000 hectáreas. Alrededor de 50 familias y 400 personas forman parte de esta comunidad. La mayor parte del territorio comunal estuvo localizada dentro de una hacienda grande que se dedicaba a la producción de banano, café, maíz y hortalizas.  Décadas atrás, la gente de Agua Blanca estuvo dedicada a la colecta de tagua, la extracción de madera y a las excavaciones para encontrar restos arqueológicos. Debido a esta abusiva explotación de recursos naturales y extracción de evidencias culturales, Agua Blanca y su entorno se convirtieron en un sector deprimido económica y ecológicamente.

Cuando el área fue declarada Parque Nacional en 1979, la economía de la comunidad fue dramáticamente afectada. La relación entre las autoridades del Parque y los miembros de la comunidad fue muy tensa en un principio. Se ejecutaron muchísimos proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida en Agua Blanca, pero la mayoría fracasaron. La mejor alternativa para todos fue la actividad turística que era compatible con las investigaciones arqueológicas que se dieron en la región.

Agua Blanca es un destino turístico excepcional porque incluye naturaleza y cultura.  Las características ecológicas del área atraen fácilmente a visitantes interesados en la naturaleza que están dispuestos a observar la flora y la fauna típica del bosque seco y el bosque nuboso tropical. Los aspectos culturales de la región incluyen un importante museo y un sitio arqueológico administrado competentemente por la comunidad.

Las investigaciones arqueológicas ejecutadas en el área atrajeron a la mayoría de integrantes de la comunidad de Agua Blanca. La participación de la comunidad fue una excelente manera de recuperar restos arqueológicos importantes y aprender acerca de las culturas pasadas; especialmente la cultura Manteña.

Agua Blanca fue realmente un centro muy importante de adoración y cultura llamado Salangomé, entre los años 800 D.C. – 1.500 D.C. La mayor parte de los vestigios arqueológicos descubiertos en este sitio, confirman este hecho interesante.

La Isla de la Plata ha despertado la imaginación de muchos visitantes durante siglos. En la época precolombina esta isla fue un centro ritual incaico. Los evidencias arqueológicas encontradas cerca de la bahía Drake en 1892, revelaron el entierro de dos personas que posiblemente fueron sacrificadas en honor del dios de los incas. El Sol. Capac Hucha fue el nombre incaico de una ceremonia que involucraba el sacrifico de niños en el solsticio de verano.

Con la llegada de los europeos a tierras americanas, la Isla de la Plata se convirtió en un sitio de refugio para piratas y mercenarios. Uno de ellos fue Sir Francis Drake, también conocido como El Dragón por sus acciones contra la flota española. La leyenda dice que Drake y sus tripulantes enterraron un tesoro (probablemente plata) robado de los españoles en la isla. Este cuento con mucha imaginación, fue quizás el origen del nombre de la isla.

Geológicamente la Isla de la Plata tiene un origen continental y está compuesta de roca volcánica similar al basalto. Con un área de cerca de 6.5 Km2, la isla revela un perfil heterogéneo compuesto de bahías, rocas y acantilados. Algunos de estos acantilados son constantemente erosionados por la acción del viento y corrientes marinas. El tipo de vegetación que cubre la isla es matorral tropical costero. La isla está principalmente rodeada de rocas y arrecifes rocosos-coralinos.

La Isla de la Plata es un importante santuario de aves habitado por tres especies de piqueros (enmascarado, patas azules y patas rojas), el albatros ondulado, el rabijunco piquirrojo, la fragata magnifica y muchos otros.

Es un sitio muy importante para la reproducción y anidamiento de aves marinas. Además, algunos lobos marinos de Galápagos -posiblemente viejos o rechazados- habitan temporalmente en una de las cuantas bahías inaccesibles de la isla. Hay una buena oportunidad de bucear alrededor de la isla para observar una atractiva y prolifera vida marina.

Se puede llegar a la isla en menos de dos horas, pues está situada a solo 30 millas de la bahía de Puerto López.

Maneje o camine por el bosque húmedo de los bancos del río Ayampe. En este increíble lugar usted encontrará una gran variedad de aves que se extiende por los bancos del pequeño río. La mezcla de la vegetación viene de especies costeras y de bosques tropicales.

Usted puede descubrir este hermoso paraje a caballo, en bicicleta, caminando o en carro.

Visite la playa de Los Frailes, un impresionante lugar escondido y una de las playas más bonitas de la costa del Pacífico. Usted puede disfrutar de actividades como nadar o hacer buceo de superficie y existe la posibilidad de hacer una caminata por el bosque seco, donde se puede observar una gran variedad de aves.  Dentro del bosque seco usted puede observar los arbustos costeros, así como flora local que incluye especies como palo santo, muyuyo y una gran variedad de cactus.
Los Frailes también es un importante lugar para el depósito de huevos de las tortugas marinas. Esta playa está compuesta de varias hermosas playas, acantilados y cabos. Usted podrá ver cómo las bahías se forman debido a la acción de las corrientes marinas.

El pueblo de Salango está situado al sur de Puerto López. La población local depende de los niveles de la actividad de  pesca. Se estima que Salango cuenta con 3200 habitantes aproximadamente. Las visitas al pueblo incluyen eventos y lugares donde se muestra la cultura, tradiciones, arqueología y aventura.

Existe evidencia que apunta a la presencia de culturas pre-colombinas y que se encuentra en los museos arqueológicos que se suele visitar, manejados por la comunidad local. Tanto las visitas a la comunidad de Salango como el buceo de profundidad, se pueden arreglar fácilmente. Así como tours de pesca deportiva y paseos en barco por la línea costera que delimita al pueblo.